jueves, 24 de noviembre de 2011

Risotto de Rabo de Toro


Bueno estamos de rebajas. 2 x1 una receta dentro de una receta. Un risotto de Rabo de buey sin trabajo (que no significa que el buey estuviera en el paro como un montón de gente, sino que no os vais a enguarrar las manos al comerlo porque ya está todo hecho). A aquellos que os gusta pasaros 3 horas dale que te pego hasta dejar los huesos más limpios que los del dinosaurio del museo de historia natural, lo siento hoy no es vuestro día.



Tema musical de día "Drops of Jupiter" del grupo Train. Y como estamos de 2 x 1 el cover será a cargo de Boyce Avenue, un grupo que me encanta por sus versiones. A partir de hoy he decidido que siempre pondré 2 temas, el oficial y una versión.


 Hacía tiempo que me rondaba por la cabeza el hacer un "platillo de rabo". Da la casualidad que compré uno y hoy al traerme la compra me ha salido el típico resto de arroz que pulula durante un tiempo por los armarios y que cuando lo buscas "jamás lo encuentras". Pues lo dicho, hoy ha hecho acto de presencia y resulta que era arroz herbóreo.

Hoy mezclamos.

Coste Aprox Plato: 10 €
Comensales: 3-4
Tipología: Purgatorio.

Ingrediente:

Para el Rabo:

- Rabo de Buey
- 1 botella de vino tinto
- Laurel
- Sal
- 1 cebolla
- 1 puerro
- 1 pimiento morrón
- 3 tomates

Risotto:

- 1 Cebolla
- 400 gr de Arroz herbóreo
- 1 litro de caldo de pollo/ carne/ jamón (yo utilizo el gallina blanca, sale bueno)
- Parmesano o Granna Padano rallado.
- 1 Poquito de Philadelphia (opcional)

Primero nos liamos con el rabo.

Cortamos la cebolla, el pimiento y el puerro (corte grande). En la olla donde vayamos a hacer todo el proceso, doramos el rabo previamente salpimentado y reservamos.


En la misma olla rehogamos los vegetales y añadimos los tomates rallados, añadimos el rabo y el laurel. Añadimos la botella de vino entera. Cerramos la olla exprés y a cocer 40 minutos desde que empiece a echar vapor (en caso de olla convencional, paramos la cocción cuando la carne se pueda desprender fácilmente del hueso, un par de horitas)

Liberamos el vapor, retiramos la carne y la despegamos de los huesos. Reservamos la carne resultante. Pasamos el líquido por el minipimer y reservamos

En una olla ponemos un chorro de aceite y rehogamos una cebolla cortada en Brunoise. Una vez la cebolla torne de color, añadimos el arroz sin parar de moverlo (pretendemos tener un ligero tueste). Añadimos un poco de caldo (sonara a chispear en cuanto entre en contacto con el hierro caliente). Añadimos más caldo y vamos removiendo. A falta de un par de minutos (todo el proceso del arroz son unos 16 minutos) añadimos un poco del líquido o salsa resultante de la cocción del rabo Y seguimos removiendo (a causa del vino el arroz se oscurecerá). Cuando el arroz esté en su punto (dependerá del gusto de cada uno) añadimos la carne del rabo y dejamos reposar un par de minutos.

Si se desea la opción Philadelphia, ahora es el momento. Lo añadimos y removemos. Con ayuda de un molde, emplatamos y espolvoreamos un poco de queso Parmesano o Granna Padano por encima.

Siento que no he puesto más fotos, no me quedaron bien. Sé que el proceso queda corto de imágenes. Disculpadme

Y a disfrutar



5 comentarios:

  1. De rabo de res, nunca, nunca he hecho risotto y me puede matar, así que anoto el tuyo y seguro cae pronto por mi cocina :D

    Un besote!

    ResponderEliminar
  2. Mientras suena "Drops of Jupiter", voy abriendo la botella de vino para ese rissoto taurino.

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, que se me olvidaba, Drops of Jupiter fue la banda sonora de mi 2º de Bachillerato, un año genial. Muá

    ResponderEliminar
  4. Que buenas recetas tienes! Esta me ha encantado.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  5. Me pido una de rissoto con rabo de toro,puesto que en córdoba el rabo de toro es lo primero que hay en la carta de qualquier restaurante,un saludo y me quedo en tu blog como seguidora.

    ResponderEliminar